Aguacate o Palta: Beneficios y Variedades

Aguacate o Palta, una de las frutas imprescindibles en tu hogar

El Aguacate o Palta es una fruta arbórea de origen americano perteneciente al género Persea de la familia Lauraceae. Esta fruta cremosa es fundamental en las dietas vegetarianas y veganas. 

El aguacate es reconocido y buscado por su alto contenido de antioxidantes, por sus propiedades antiinflamatorias, por ayudar a regular los niveles de colesterol y de azúcar y por estimular la absorción de nutrientes. 

Además, contiene mucho más potasio que la banana, también es una rica fuente de magnesio. El aguacate posee un alto contenido en fibra, por lo que además de regular los niveles de azúcar en la sangre, ayuda a prevenir el estreñimiento y a saciar el hambre.

Tipos de Aguacate o Palta:

La producción de aguacate a nivel mundial ha ido creciendo como consecuencia de la alta demanda, pero no todas sus variantes son conocidas ni suelen ser usadas al nivel gastronómico. Existen más de 50 variedades de este fruto. Por esto, aquí te dejamos una lista con las variedades más conocidas y consumidas.

Aguacate Fuerte: esta variedad es de origen mixto (México y Guatemala). Es de forma alargada, su piel es fina y lisa de color verde intenso. Puede llegar a pesar desde 200 gramos a más de un kilo.

El aguacate fuerte es uno de los preferidos por los consumidores para su cocina. La pulpa amarillenta tiene una textura cremosa y su sabor suave.

Aguacate Bacon: El bacon se caracteriza por ser de tamaño regular, forma ovalada y piel muy fina con puntos pequeños y blanquecinos, lo cual hace más fácil retirar la piel. La carne de esta variedad californiana contiene un porcentaje menor de grasa que las demás y su sabor es mucho más suave que los del resto.

Aguacate Hass: Se caracteriza por ser de tamaño pequeño en forma de pera, su piel es rugosa, gruesa y dura. En primer momento es de color verde oscuro y cuando el aguacate llega a su punto, su color se torna morado a oscuro. Posee un sabor intenso y una textura cremosa y untable. 

La creciente demanda en Europa ha provocado el aumento de la producción de países como Israel. La variedad Hass es la más reconocida a nivel mundial y en el ámbito gastronómico.

Aguacate Reed: De tamaño grande y pulpa sabrosa y cremosa, piel lisa fácil de quitar. No tan conocida en Europa por la diferencia de tamaño, pero muy parecido al Hass en cuanto sabor y calidad.

La variedad Reed puede llegar a pesar desde 500 gramos hasta más de dos kilos. Esta variedad ganó el premio Guiness con un peso de 2,5 kilogramos.

 

Aguacate Ettinger: Otra variedad de piel verde intenso y fina, de tamaño mediano y grande. Su carne es amarillenta y tierna, ideal para batidos.

Aguacate Mexicola: Este aguacate es tan pequeño como una ciruela y su pulpa posee alto contenido oleoso. A diferencia de la gran mayoría de variedades, la piel y las hojas del árbol del Mexicola son comestibles, por lo cual son usadas dentro de la gastronomía mexicana.

Aguacate Zutano: Aunque la pulpa de esta variedad no es tan sabrosa como la de la Hass y se puede aprovechar en menor medida, es muy consumida en zonas frías. Esto se debe a que puede darse en estas zonas, algo que normalmente es imposible. Otro punto a favor es que son de gran tamaño.

Artículos Relacionados

¿Puedes germinar una semilla o hueso de aguacate?

Por supuesto. Aunque el crecimiento del árbol de aguacate es lento y progresivo, no por eso es imposible de cultivar y cosechar. Por esto, queremos enseñarte de qué manera puedes germinar su semilla.

Eso sí, es recomendable intentar germinar varios huesos al mismo tiempo o no rendirse si el primero no funciona. Es normal que algunos huesos de aguacate estén quebrados por dentro o se terminen de deteriorar a partir de su manipulación.

Pasos para germinar una semilla o hueso de aguacate:

1.- Lava con jabón el hueso o semilla de la variedad que poseas. Intenta manipularla con cuidado para no deteriorar su estructura. Como ya mencionamos anteriormente, ésto podría imposibilitar la germinación.

 2.- Identifica la parte inferior (más ovalada) y superior (más puntiaguda) del hueso. Esto es imprescindible ya que de la parte superior nacerá el brote y de la inferior saldrán las raíces.  

Con cuatro palillos puntiagudos perfora cuidadosamente el hueso. Los palillos ayudarán a sostener el hueso sobre el vaso, impidiendo que se sumerja totalmente en el agua.

3.-  Llenar un vaso de vidrio, preferiblemente pequeño, con agua. El hueso debe quedar sumergido hasta la mitad. Debes cambiar el agua cada tercer día o cuando notes que se va tornando amarillenta. 

4.- Debes ubicarla en una entrada de luz solar directa, necesita un mínimo de 8 horas de luz diarias.  

5.- Normalmente el hueso empezará a germinar a partir de la tercera semana . Además, te recomendamos ir retirando poco a poco algunas hojas de las ramas  para estimular el crecimiento de la planta y logre madurar con mayor rapidez.

 

Si con esta práctica te sientes motivado por el cultivo dentro del hogar, aquí dejamos algunos artículos de cómo crear tu huerto en casa o nuestra guía para cultivar hierbas aromáticas y medicinales.

Artículos Relacionados