El Jengibre: Beneficios y cultivo

Jengibre, planta milenaria

El Jengibre es una planta que aporta considerables beneficios medicinales. Además,  forma parte de la cocina asiática. Utilizada por los antiguos griegos y romanos, llegó gracias al transporte de especias. En este artículo te enseñaremos sus beneficios y cómo cultivarlo en tu hogar.

Beneficios del jengibre

El Jengibre o kion, conocido en Perú como este último, es una planta procedente de Asia Central y del Sudeste Asiático. Sus hojas llegan a alcanzar los 2 metros de altura y es de la familia de zingiberáceas, es decir, gran parte de su tallo es un rizoma rastrero y tuberculoso. Es comparable a la cúrcuma y el cardamomo.

El rizoma es la parte que se utiliza para obtener sus beneficios, los cuales son:

- También conocida como raíz de jengibre aporta proteína, fibra, potasio, manganeso, magnesio, fósforo, vitamina C, vitamina B6, entre otros.

- Se ha comprobado que es un potente antiemético. La ingesta de 2 gramos de jengibre en polvo combinado en algún líquido, combate las náuseas y los vómitos. Pero, no debe ser utilizado por mujeres embarazadas.

- Es un anticoagulante natural.

- El jengibre es un antihistamínico natural, por lo que ayuda a aliviar las alergias.

- Tiene propiedades analgésicas. Es utilizado para aliviar los dolores menstruales junto a la manzanilla y un poco miel.

- Contiene gingerol, shogaol, paradol y zingerone. Por lo cual, posee potentes efectos antiinflamatorios. Es por esto que es usada para aliviar los dolores musculares y de articulaciones.

Previene al cerebro del desgaste cognitivo.

Ayuda a prevenir la aparición de úlceras estomacales.

Alivia la tos y evita la acumulación de flema.

Cómo cultivar jengibre en tu hogar

Esta planta puede ser cultivada en casa. Además de poseer propiedades medicinales, como las mencionadas anteriormente, también suele ser utilizado como condimento en recetas de comida, tradición traída del continente asiático. El mayor productor de jengibre del mundo, en este momento, es la India. Aún así, tú puedes cultivarlo de manera orgánica.

Artículos Relacionados

Si quieres cultivar jengibre, podría interesarte saber cómo hacer tu huerto en casa. También debes tener en cuenta que el jengibre podrá ser cosechado en pequeñas cantidades a partir de los 4 meses. No deberás sacar toda la planta, con tan solo abrir un hueco por un lado, cortar el trozo que necesites y volver a tapar, el brote seguirá creciendo.

Por otro lado, el cultivo de jengibre no deberá recibir luz solar de manera directa, pero sí necesita luz indirecta y un ambiente cálido. No puede ser expuesto a altas o bajas temperaturas.

Ahora sí, los pasos para cultivar esta planta son:

Necesitarás:

  1. Una raíz de jengibre, es decir, el rizoma.
  2. Una maceta o mesa de cultivo con más de 40 centímetros de profundidad. También puede ser cultivado en un espacio de terreno de tu elección.
  3. 3 partes de tierra (mira la guía).
  4. Como lo dice la guía de como hacer tu huerto en casa, este tipo de plantas tendrán mejor desarrollo si son cultivadas con abono o humus.

Pasos:

  1. Primero deberás asegurarte que la maceta o mesa de cultivo tengan un buen drenaje para que la planta no se ahogue con el exceso de agua.
  2. Luego introduce 3 partes de la tierra en la maceta o mesa de cultivo, junto a una parte del abono o humus.
  3. Puedes cortar la raíz en varios trozos para que cada uno aporte un brote. De tal forma, las plantas crecerán de manera más fácil.
  4. El jengibre debe plantarse en la superficie. Ubícalo en posición horizontal sobre la tierra, y suavemente, introdúcelo en la tierra hasta la mitad.
  5. Por último, esparce a su alrededor un poco más de tierra, sin cubrirlo.
  6. Esta planta requerirá riego constante, pero no abundante. Nunca la riegues directamente, sino a sus alrededores.

Listo. ¡Sigue estos pasos y saca todo el beneficio de esta maravillosa planta!

FUENTES:

- ElSevier

- HealthLine

Artículos Relacionados