Hábitos que envejecen tu piel

La piel también requiere cuidados

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y debe cuidarse como cualquier otro. El envejecimiento de la piel no solo conlleva la aparición de arrugas o manchas, también es la muestra del deterioro por causas del tiempo o por un mal cuidado.

Envejecer es parte del desarrollo humano, tener arrugas no está mal, ni debería ser satanizado. Pero, existen varias razones por las cuales se da el envejecimiento prematura o el aparecimiento de manchas, además de un el aumento de las posibilidades de padecer cáncer de piel.

Funciones que cumple la piel

-Regula la temperatura y el metabolismo del cuerpo: por un lado, impide la expulsión de líquidos, células y nutrientes que nuestro cuerpo requiere para mantenerse hidratado ante cualquier tipo de situación.

Por otro lado, la piel ayuda a eliminar las toxinas que se alojan en nuestro cuerpo y regula la temperatura. Posee una doble función imprescindible para el bienestar y buen funcionamiento de nuestro organismo.

-La piel sintetiza la vitamina D al exponerse al sol. La vitamina D es muy escasa en los alimentos y se encarga de cuidar los tejidos óseos.

-Nos protege del exterior. Es el órgano que siempre está expuesto a todo lo que nos rodea. Por eso, además de protegernos de golpes y de temperaturas extremas, filtra todo lo que puede entrar a través de ella.

Hábitos que envejecen tu piel

  • Fumar: Al fumar, la nicotina impulsa la vasoconstricción de los vasos sanguíneos de la dermis, es decir, los vasos sanguíneos se estrechan y la circulación de la sangre se ralentiza. Esto provoca la disminución del oxígeno celular y como resultado el envejecimiento cutáneo se acelera. Por otro lado, la nicotina también aumenta la viscosidad de la sangre, provocando que a su vez se disminuya la sintetización del colágeno.
  • No dormir lo suficiente: la epidermis, la primera capa de la piel. Cumple un ciclo circadiano, esto quiere decir que, si no se cumple, las células no podrán regenerarse. Este ciclo se da durante las etapas de vigilia y sueño, si el segundo se ve interrumpido, el proceso de reparación de la piel también, provocando envejecimiento prematuro.
  • El abuso de la calefacción: en invierno es recomendable mantener la piel hidratada. Las altas temperaturas resecan y deshidratan en la epidermis, deteriorando esta primera capa y, por supuesto, interrumpiendo su proceso circadiano.
  • Realizar dietas drásticas: la pérdida de grasa y masa muscular en tiempos muy cortos no sólo provocará, muy probablemente, la aparición de estrías. Sino que también, la de arrugas. Esto sucede porque la epidermis no está preparada para este cambio drástico y, por consecuencia, pierde elasticidad rápidamente
  • No beber suficiente agua al día: beber 2 litros de agua diario no sólo favorece a los órganos internos. La piel, al igual que cualquier otro órgano, también necesita de ésta. El organismo al no recibir la cantidad de agua necesaria al día, comienza a absorber el agua de la dermis y epidermis. La dermis se deshidrata, al igual que la epidermis, provocando pérdida de elasticidad y una textura áspera.
  • Ingerir bebidas alcohólicas en exceso: beber sin control provoca deshidratación. Y, el órgano que demuestra sus consecuencias de manera más evidente, es la piel. La deshidratación es igual a pérdida de colágeno, es decir, aparición de arrugas. El alcohol también inflama los tejidos cutáneos. Como resultado a la inflación, las histaminas alojadas en el alcohol reaccionan, siendo las causantes de eritemas o rojeces en la piel.
  • No usar protector solar: el uso de protector solar, no pantalla solar, es extremadamente importante. Previene de los rayos UV, los cuales son causantes de manchas, envejecimiento facial prematuro y cáncer de piel. Se recomienda utilizar protector solar con un PFS mayor +15. También se debe usar ante la luz azul proveniente de las pantallas digitales. Aquí te dejamos todo sobre el uso del protector solar y los tipos que puedes encontrar en el mercado.
  • El uso excesivo de maquillaje: al maquillarse no sólo se debe pensar que nuestra piel puede lucir más linda, sino que también, el abuso del mismo trae como consecuencia la falta de oxigenación y obstrucción de los poros. Siempre debe procurarse dejar que la piel se oxigene lo suficiente para que pueda cumplir su proceso diario.

FUENTES:

Artículos Relacionados

Category