Todo sobre el Aloe Vera: Beneficios y cultivo

El Aloe Vera "la planta milagrosa"

El Aloe Vera es una planta con múltiples beneficios para el ser humano. Fácil de cultivar, de preservar en el hogar y en muchas presentaciones en el mercado, el Aloe Vera es vista como una planta milagrosa por muchos. Aquí abajo de dejamos sus beneficios y diferentes presentaciones y por qué no, cómo cultivarlo.

¿Qué es el Aloe Vera?

El Aloe Vera o también conocido como Sábila, es un tipo de suculenta proveniente del antiguo Egipto. Su nombre proviene del término “alloeh” que significa “sustancia amarga y brillosa”. Éste fue asignado por los árabes, los cuales fueron los primeros en elaborar y comercializar con sus extractos.

El Aloe Vera sólo es un tipo de casi trescientos tipos conocidos del género Aloe. Pero, sólo este tipo junto a el Aloe Arborescens, el Aloe Maculata y el Aloe Chinensis aportan beneficios medicinales. 

Es una planta que actualmente puede encontrarse en casi todo el mundo. El Aloe Vera puede adaptarse fácilmente a regiones tropicales, subtropicales y templadas. Su forma grande y vistosa, con grandes hojas estrechas y triangulares, la han convertido en una planta decorativa. Además, es fácil de cuidar.

Beneficios del Aloe Vera

Esta clase de Aloe está compuesta por más de 160 componentes vitales, según Lanzaloe. Entre ellos podemos encontrar anthraquinones, enzimas, vitaminas como la B1, B2, B6, aminoácidos no esenciales, aminoácidos esenciales como la lisina, leucina, entre otros.

Además contiene oligoelementos como calcio, manganeso, hierro, zinc, magnesio, etc. También sacáridos y otros compuestos entre los que están el ácido salicílico y el ácido úrico.

El Aloe Vera puede ayudar a la desintoxicación, depuración y digestión. También puede actuar como un bactericida, antiséptico, regenerador celular, antiinflamatorio (su acción es comparada con la de la hidrocortisona), inhibidor del dolor, anti-coagulante. Del mismo modo, puede estimular al sistema inmune y hacer el papel de antiviral natural. 

De igual modo, se debe saber que no está recomendado para menores de 12 años, personas con trastornos intestinales crónicos, diabéticos y mujeres embarazadas su consumo oral en bebidas, pastillas, polvos, etc.

Por otro lado, gracias a su capacidad de regeneración celular en presentación tópica conocida como gel de Aloe ayuda a la cicatrización y, además, cumple el papel de hidratante. De igual manera, el uso del gel de Aloe extraído de la pulpa de sus hojas puede ayudar a evitar los rojeces y granitos, junto a aportar frescura, después de la depilación. Al igual que, el jabón de Aloe Vera, es un aliado en el tratamiento contra el acné.

Esta planta en una gran amiga de la piel, del mismo modo ayuda a la disminución de estrías y celulitis. Por su capacidad regeneradora ayuda a la restauración del colágeno evitando y desapareciendo las estrías, por lo que también es usado para la reducción de manchas y marcas en la piel. Incluso es utilizado en el tratamiento del herpes cutáneo ya que ayuda a aliviar el dolor y a evitar  infecciones.

Del mismo modo,  es sabido que el Aloe Vera es usado para el rejuvenecimiento de los folículos capilares previniendo la aparición de la alopecia o erradicandola. También es usado para el fortalecimiento del cabello, la hidratación y la caspa, por esto es usado como componente en muchos tipos de shampoo.

No obstante, a pesar de su sabor amargo, los últimos años ha ido abriéndose camino en el mundo de la gastronomía. En cuanto al sabor amargo, debes saber que puede ser camuflado con los demás sabores de tus recetas. La razón por la que ahora es usado en la cocina, es que gracias a su textura es considerado un buen estabilizante y proporciona una buena textura a helados, sopas y cremas. 

¿Cómo cultivar Aloe Vera en casa?

Primero, debes saber que las mejores épocas para plantar esta beneficiosa suculenta es en otoño y primavera. Además, necesitas tener claro el lugar donde se plantará. No puede estar expuesto a excesiva humedad por posibles hongos, ni al frío.

También debes disponer de un buen drenaje, por lo que necesita de una superficie porosa y nutritiva. Si vas a plantarla en un recipiente, te recomendamos que los mejores para este tipo de planta son las macetas de barro o terracota.

Después de tener a en cuenta lo necesario para cultivar tu planta, debes seguir los siguientes pasos:

Artículos Relacionados

1.- Tener a tu disposición un brote o hijo de una planta de Aloe Vera adulta. Es la forma más fácil para cultivar, a partir de semillas no tanto y, además, no son fáciles de conseguir en el mercado.

2.-Lo primero que tienes que colocar en el interior de la maceta es grava, ésto ayudará a evitar la evaporación del agua y favorecerá al drenaje.

3.-Añadirás la tierra con arena, tierra de jardín y abono orgánico (preferiblemente). Este conjunto de tierras deben cubrir hasta el nacimiento de las hojas de la planta.

4.-Debes posicionarla en un lugar que reciba por lo menos 8 horas de luz solar directa. No te preocupes si aún así está expuesta a la humedad, ésta le ayudará también a su desarrollo. 

5.-El riego de la planta debe ser entre cada 15 o 20 días. No debes exagerar con el agua, por ningún motivo debe quedar encharcada, puede pudrirse y morir. Recuerda que al ser un tipo de suculenta tiene la capacidad de almacenar agua, así que no necesitará en exceso.

¡Y listo! Así podrás tener tu planta de Aleo Vera en tu hogar.

Si te interesa saber más sobre plantas beneficiosas para la salud aquí te dejamos nuestra Guía de Hierbas Aromáticas y Medicinales y, si en cambio, llegaste aquí para aprender cómo mantener esta planta de decoración también te podría interesar Las plantas de interior ideales para tu hogar

FUENTES:

Artículos Relacionados