Aprender a usar el encaje de aguja en el bordado

Técnica de bordado

El Encaje de Aguja es un método de elaboración de encaje que usa la aguja y el hilo, a diferencia del encaje de bolillos o el de ganchillo. Existen varios tipos de encaje de aguja originarios de distintos lugares, pero todos trabajan siguiendo el mismo principio básico.

Aquí te enseñamos cómo lograr este hermoso tipo de bordado, además puedes aprender Cómo trabajar el Acolchado Inglés al bordar

Tendido de cordoncillo

Antes de explicar cómo se trabaja esta técnica, hay que dejar en claro varios puntos:

En primer lugar, la tela de respaldo tiene que estar en doble capa, y se le debe marcar el dibujo que se quiera hacer, bien sea dibujado directamente o calcado. El cordoncillo se forma tendiendo en doble un hilo firme como el torzal; a continuación se le hacen puntadas para fijarlo con un hilo más delgado, como el de hilvanar, para que se pueda romper o cortar fácilmente cuando se haya culminado.

Las secciones formadas se rellenan luego con rellenos de encaje que, una vez completados, se le añaden más hilos al cordoncillo y se recubren para que tenga más relieve; esto puede ser con punto festón tupido normal o retorcido, dando así mejor soporte. Los rellenos que se pueden usar son canutillo simple o canutillo doble de Bruselas.

Hay que tener una tensión uniforme y muy firme para crear los rellenos, y para ello es recomendable tener una tela de respaldo como percal, cañamazo o batista. Cualquiera de estas telas puede ser, siempre y cuando sean de comodidad para la persona que las trabaje y sea suficientemente firme en doble capa para soportar el bordado de relleno sin deformarse. Hay que usar dos capas para que al completar el bordado se puedan romper los hilos de fijación separando las capas o cortándolos.

Pasos para trabajar el encaje de aguja básico

1.Cómo tender un cordoncillo:

1.1. Corta una hebra de hilo que mida más del doble del perímetro que se
quiere bordar. Introdúcela en la aguja y dóblala por la mitad y pasa la aguja
por la parte del dibujo donde desees comenzar.

1.2. Ve tendiendo el hilo a lo largo del contorno de la figura dibujada y, cada
pocos milímetros, con un hilo fino da unas puntaditas de fijación para que
lo aseguren. 

1.3. Cuando termines, y para rematar, corta el hilo doble por el extremo dejando unos dos centímetros. Separa las dos hebras y pasa una por donde acabas de pasar el hilo, y la otra por donde comenzaste a bordar la figura, y fíjalas con puntadas de hilván, como en la siguiente imagen: 

2.Canutillo simple de Bruselas:

2.1. Trabajando en el cordoncillo de base en la parte superior de la figura marcada, has una puntada con el mismo hilo a unos pocos milímetros del extremo del lado izquierdo; pasa la aguja por encima del cordoncillo superior y luego pásala por debajo, de modo que quede como una “onda”. Repite este proceso haciendo intervalos regulares hasta que llegues al extremo del lado derecho.

2.2. Lleva el hilo de nuevo hacia el lado izquierdo.

2.3. En las hileras siguientes, repite el mismo proceso, esta vez integrando los espacios que quedan entre los puntos por encima y debajo del cordón recto.

Artículos Relacionados

3.Canutillo Doble de Bruselas

3.1. Empezando por la izquierda, empieza el mismo procedimiento que con el canutillo simple, pero deja espacios un poco más largos cada dos “ondas” (este tipo de punto se llama >).

3.2. Pasa el hilo por debajo del cordoncillo y llévalo de nuevo al lado por donde
se empezó a trabajar, como se indicaba arriba para el canutillo simple.

3.3. En las hileras siguientes trabaja haciendo puntos festón de ralos flojos dejando de nuevo los espacios cada dos “ondas” pero integrando los espacios en las presillas que quedan entre los pares por encima y por debajo del cordón recto.

¡Y listo! Así podrás confeccionar tus propios bordados con esta técnica tan hermosa.

Artículos Relacionados