Cómo trabajar el Acolchado Inglés al bordar

Método de bordado

El Acolchado Inglés es una clase de método utilizado al bordar desde hace siglos. En este artículo te ayudamos a aprender de la mejor manera cómo aprender este arte. Además, si te gusta el mundo de la costura y quieres iniciar en él, te dejamos: Qué Necesitas para Empezar a Coser

¿Qué es el Acolchado Inglés?

El Acolchado Inglés es un método tradicional que forma dibujos texturizados en la tela algodonada mediante una serie de bastillas. Permite obtener una superficie texturizada al coser sobre la tela; ésta tiene una capa de algodón o guata suave que, al coser los contornos del dibujo, se une con la tela y adquiere una textura característica. 

El acolchado inglés se ha empleado a menudo para hacer cubrecamas o para obtener los tradicionales dibujos Amish. Es una técnica fácil que permite obtener resultados de gran efecto, incluso a los principiantes. Muchos dibujos de realizan cosiendo a punto de bastilla, y lo ideal es hacer untadas regulares y uniforme siempre consiguiendo que cada una de ellas atraviese las capas de tela (superior y posterior) y la de algodón o guata (que queda en el medio).

Materiales necesarios

-Tela: Tiene que ser suficiente para la parte superior. Lo más adecuado es que sea 100% algodón, que es mejor para trabajar, tiene buen acabado y una buena textura. Para la parte inferior se puede usar un tipo de tela un poco más rígida o bien, que sirva de base para el bordado, como por ejemplo: muselina. 

-Una aguja larga.

-Un par de tijeras de hojas delgadas, y otro par que sean de hojas gruesas.

-Hilo para hilvanar.

-Hilo para bordar.

-Un bastidor o un tambor de bordado

-Lápiz o rotulador para reproducir el dibujo sobre la tela. 

-Alfileres.

Pasos para trabajar el Acolchonado Inglés

1.- Transfiere el dibujo al lado derecho de la tela superior. Es preferible hacerlo con rotuladores solubles en agua que se borren solos para no dejar marcas muy obvias del dibujo. También se puede usar el lápiz siempre y cuando la punta sea dura y bien afilada.

2.- Corta una pieza de guata que sea delgada, también puede ser un pedazo de tira de algodón. Luego corta la tela para la parte posterior que tenga las mismas medidas que la parte superior. Pon la guata/algodón/relleno entre la muselina y la tela superior. Alisa las capas y pasa alfileres entre ellas para que no se muevan las capas como en la imagen siguiente: 

3.-Con el hilo de hilvanar y la aguja larga, pasa varias hileras de bastas, horizontales y verticales, a través del área que se va a bordar. Así las capas se mantendrán firmemente unidas mientras se realiza la labor. 

Artículos Relacionados

4.-Pon la tela en un tambor de bordar o en un bastidor para mantenerla tensa y evitar que se deforme mientras se acolcha. Si tienes que desplazar el aro del tambor sobre la tela ten cuidado de no deterioras las partes ya bordadas. 

5.- Enhebra la aguja con hilo de bordar y haz un nudo en el extremo. Pasa la aguja a través de la tela posterior y, empezando por el centro del dibujo, haz una serie de bastillas cortas alrededor de las líneas del dibujo.

 

6.- Cose desde el centro del dibujo hacia afuera. De este modo es más fácil evitar que la tela se frunza.

7.- No quites los hilos de hilvanar hasta que hayas completado el dibujo; después extráelos con cuidado utilizando una aguja de punta roma. Ten cuidado de no estirar ninguna de las bastillas del acolchado. 

8.- Si has utilizado un rotulador soluble en agua, moja con suavidad el dibujo con agua fría. No obstante, si has utilizado un lápiz o un rotulador que se borra, las líneas del dibujo irán desapareciendo al cabo de unas 24 horas. 

Artículos Relacionados